webconta

asesor online para autónomos y empresas

PRESTACION POR DESEMPLEO CONTRIBUTIVA

Posted by webcont@ en julio 12, 2012

LA PRESTACIÓN CONTRIBUTIVA:

¿Qué hacer si nos despiden de nuestro trabajo? ¿Tenemos derecho a cobrar una prestación? ¿Cuánto tiempo hemos de haber cotizado? Estas preguntas nos las hacemos todos en un momento dado de nuestra vida. En el siguiente texto vamos a explicar estos conceptos.

La prestación por desempleo de nivel contributivo es una prestación gestionada y abonada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que se percibe tras la pérdida involuntaria de un empleo en función de las cotizaciones realizadas durante los periodos de tiempo trabajados. La diferencia con las prestaciones de nivel asistencial, es que para el nivel contributivo debes haber cotizado y para el nivel asistencial no.

El nivel asistencial tiene por objeto dotar de recursos económicos a las personas desempleadas que han agotado la prestación contributiva por desempleo o a aquellas que no han percibido dicha prestación pero se encuentran en supuestos de especial necesidad. No se aplica a las personas que buscan su primer empleo y por lo tanto, no han cotizado nunca a la Seguridad Social.

¿Qué requisitos debe cumplir para percibir la prestación contributiva?

–         Haber trabajado y cotizado a desempleo al menos 360 días dentro de los 6 años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento que cesó la obligación de cotizar.

–         No haber cumplido la edad ordinaria para jubilarse, que actualmente es de 67 años. En caso de no tener cotizaciones suficientes para jubilarse puede cobrar las prestaciones por desempleo. Como dato curioso podemos destacar que en España la edad legal de jubilación es la misma para los hombres que para las mujeres. En algunos países como Austria, Bélgica o Italia, la edad de jubilación legal de las mujeres es inferior a la de los hombres.

–         No realizar una actividad por cuenta propia o trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, lo que se traduce como “no estar trabajando”.

–         No cobrar una pensión de la Seguridad Social incompatible con trabajo.

–         Inscribirse como demandante de empleo en el SEPE y suscribir el compromiso de actividad.

–         Haber perdido el trabajo por alguna de las siguientes causas o se encuentre en alguno de los siguientes supuestos:

  • Despido.
  • Terminación del contrato temporal.
  • Muerte, jubilación o incapacidad del empresario.
  • Cese en el periodo de prueba a instancia del empresario.
  • Expediente de regulación de empleo (ERE), temporal o bien definitivo.
  • Suspensión o extinción del contrato por ser víctima de violencia de género.
  • Extinción de la relación administrativa de los funcionarios por cesión de la Administración.
  • Si es socio-trabajador de una sociedad cooperativa existen otros supuestos especiales.
  • Cese voluntario en su puesto de trabajo por no aceptar el traslado a un centro de trabajo de otra localidad que le suponga cambio de residencia, modificación del horario laboral, jornada o turnos de trabajo o si hay una sentencia judicial que declare finalizada su relación laboral.
  • Estar en un periodo de inactividad si es trabajador fijo-discontinuo o finalizar la actividad por algunos trabajos que se repiten en fechas concretas.
  • Haber sido liberado de prisión por cumplimiento de condena o libertad condicional.
  • Haber retornado a España, en el caso de que sea un trabajador emigrante.
  • Si pertenece a las Fuerzas Armadas, por resolución involuntaria del compromiso.
  • Si es artista, por finalizar la actuación con finalización del contrato.
  • Si se trata de un cargo público o sindical por cese con carácter involuntario y definitivo.

La solicitud se puede presentar por procedimientos electrónicos a través de la página web: https://sede.sepe.gob.es, en la oficina que le corresponda, en los registros del Servicio Público de Empleo o de otras Administraciones incluidas con las que exista convenio o por correo, dirigiéndose al Servicio Público de Empleo.

El plazo para presentar esta solicitud es de 15 días hábiles contados a partir del último trabajado, no se cuentan los domingos ni festivos. En el caso de haber percibido una retribución por vacaciones no disfrutadas, el plazo es de 15 días hábiles a contar desde la finalización de las vacaciones.

La duración de la prestación es una de las cuestiones de mayor interés. Se calcula en función de las cotizaciones realizadas en los últimos 6 años, siempre que no se hayan tenido en cuenta para una prestación anterior. Para ello se utiliza la siguiente escala:

Días de Cotización

Días de prestación

De 360 a 539

120

De 540 a 719

180

De 720 a 899

240

De 900 a 1079

300

De 1080 a 1259

360

De 1260 a 1439

420

De 1440 a 1619

480

De 1620 a 1799

540

De 1800 a 1979

600

De 1980 a 2159

660

Desde 2160

720

 

Para saber la cuantía de la prestación hay que calcular la base reguladora sumando las bases de cotización por contingencias provisionales de los últimos 180 días cotizados a la Seguridad Social y dividiendo por 180. El importe diario de la prestación es del 70% de la base reguladora durante los 6 primeros meses y el 60% a partir de dicho periodo. El importe mínimo mensual de la prestación es de 497 euros y el máximo de 1.397,83 euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: